Wordpress Themes

 Powered by Max Banner Ads 

Temperatura y Humedad en Invernaderos

Septiembre 28th, 2010

 invernadero_tomate.jpg

Temperatura.

Este es el parámetro más importante a tener en cuenta en el manejo del ambiente dentro de un invernadero, ya que es el que más influye en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Normalmente la temperatura óptima para las plantas se encuentra entre los 10 y 20º C.

Para el manejo de la temperatura es importante conocer las necesidades y limitaciones de la especie cultivada. Así mismo se deben aclarar los siguientes conceptos de temperaturas, que indican los valores objetivo a tener en cuenta para el buen funcionamiento del cultivo y sus limitaciones:

Temperatura mínima letal. Aquella por debajo de la cual se producen daños en la planta.
Temperaturas máximas y mínimas biológicas. Indican valores, por encima o por debajo respectivamente del cual, no es posible que la planta alcance una determinada fase vegetativa, como floración, fructificación, etc.
Temperaturas nocturnas y diurnas. Indican los valores aconsejados para un correcto desarrollo de la planta.

Exigencias de temperatura para distintas especies 
  TOMATE PIMIENTO BERENJENA PEPINO MELÓN SANDÍA
Tª mínima letal 0-2 (-1) 0 (-1) 0-1 0
Tª mínima biológica 10-12 10-12 10-12 10-12 13-15 11-13
Tª óptima 13-16 16-18 17-22 18-18 18-21 17-20
Tª máxima biológica 21-27 23-27 22-27 20-25 25-30 23-28
Tª máxima letal 33-38 33-35 43-53 31-35 33-37 33-37

La temperatura en el interior del invernadero, va a estar en función de la radiación solar, comprendida en una banda entre 200 y 4000 mm, la misión principal del invernadero será la de acumular calor durante las épocas invernales.

El calentamiento del invernadero se produce cuando el inflarrojo largo, procedente de la radiación que pasa a través del material de cubierta, se transforma en calor. Esta radiación es absorbida por las plantas, los materiales de la estructura y el suelo. Como consecuencia de esta absorción, éstos emiten radiación de longitud más larga que tras pasar por el obstáculo que representa la cubierta, se emite radiación hacia el exterior y hacia el interior, calentando el invernadero.

El calor se transmite en el interior del invernadero por irradiación, conducción, infiltración y por convección, tanto calentando como enfriando. La conducción es producida por el movimiento de calor a través de los materiales de cubierta del invernadero. La convección tiene lugar por el movimiento del calor por las plantas, el suelo y la estructura del invernadero. La infiltración se debe al intercambio de calor del interior del invernadero y el aire frío del exterior a través de las juntas de la estructura. La radiación, por el movimiento del calor a través del espacio transparente.

Leer la noticia completa »

Calculadora que determina los rendimientos de los cultivos según la disponibilidad de agua

Septiembre 10th, 2010

water.JPGCientíficos del Servicio de Investigación Agraria de EEUU (ARS) han desarrollado un programa, al que han llamado “Multicalculadora”, que determina los rendimientos de los cultivos en función de la disponibilidad de agua en las regiones semiáridas.

La MultiCalculadora usa tres hojas de cálculo y en cuatro pasos, predice los rendimientos de los cultivos de secano. Primero, el agricultor tiene que calcular la cantidad de agua disponible en los suelos de sus campos. Para ello, pueden usar una tabla en otra pantalla, que proporciona coeficientes de corrección, según el tipo de suelo. En los siguientes tres pasos, el agricultor escoge un cultivo y una localización y calcula el porcentaje de precipitaciones esperadas durante la temporada de cultivo. Seguidamente, predice los rendimientos del cultivo. La calculador puede funcionar para 18 cultivos, incluyendo cereales, legumbres, oleaginosas, y forrajes.

Leer la noticia completa »

Uso de Plásticos Antiplagas en Invernaderos

Agosto 24th, 2010

Los plásticos actuales, para las cubiertas de invernaderos, ofrecen la posibilidad al agricultor o el técnico de poder elegir aquel que nos va a proporcionar el mayor beneficio para nuestro cultivo. En este trabajo se considera la función y aplicación de los plásticos antiplagas y se discute el posible efecto sobre los polinizadores, las plagas e insectos utilizados en control biológico.

 nanometro.jpg

La radiación solar es fundamental para que los seres vivos podamos ver, pero dependiendo del organismo necesita una fracción diferente de esta radiación. Los insectos necesitan la radiación ultravioleta (UV, 290-380 nm), los humanos necesitamos la radiación visible (380-760 nm) y las plantas, para su crecimiento, necesitan la radiación fotosintéticamente activa (PAR, 400-700 nm).

Qué es la luz? Los rayos del sol tocar la Tierra incluyen en sus partes del espectro, con longitudes de onda más o menos, entre 300 y 4.000 nanómetros (nm). La banda de luz visible se extiende desde alrededor de 380 a 760 nm. longitudes de onda más cortas significan la luz ultra violeta, mientras que de infrarrojos (IR) la luz es emitida en longitudes de onda mayores. Los seres humanos siempre se han sometido a esta radiación solar.

- La luz se divide en 3 grupos: ultravioleta, luz visible, infrarrojo
- Ultra-violeta: menos de 380 nm
- Visible: 380-760 nm
- Infrarrojo: 900-1000 nm

Los plásticos empleados como cubierta de los invernaderos son derivados del petróleo obtenidos através de un proceso industrial (Díaz et al., 2001), siendo los aditivos que llevan estos materiales los que les van a dar las cualidades mecánicas o físicas y las cualidades radiométricas o ópticas.

La radiación UV provoca en los plásticos una rápida degradación y, para evitar que esto ocurra, todos los plásticos de los invernaderos llevan una importante carga de aditivos capaces de absolver entre el 60% y 70 % de esta radiación. Los plásticos antiplagas absorben casi el 100% de la radiación UV (figura 1), existiendo en el mercado aditivos antiplagas que permiten que estos materiales no pierdan sus cualidades fotoselectivas durante toda la vida útil del plástico.

Los plásticos antiplagas no actúan matando la plaga, su funcionamiento consiste en impedir la entrada de la radiación UV que las plagas necesitan para ver dentro del invernadero, sin afectar a la radiación PAR que necesitan las plantas. Consiguiendo con ello que no localicen el cultivo o si lo hacen que no sean capaces de extenderse por el; para ellos es como si fuera de noche. Dependiendo de la plaga el efecto será mayor o menor, siendo más importante en aquellas plagas que necesitan mayor cantidad de radiación UV. Plagas como mosca blanca, Bemisia tabaci, se ven altamente afectadas por estos materiales (Pérez et al., 2007). Si la mosca blanca vuela por los alrededores del invernadero no es capaz de reconocer el cultivo y cuando entra en el suele ser por las puertas o ventanas. Otras plagas importantes como Trips tabaci, especies de aphis o liriomyza han visto reducida su presencia bajo estos materiales comparándolos con plásticos normales (Pérez et al., 2007).

Leer la noticia completa »

Fotos del 1er Dia de Campo en Invernadero

Agosto 16th, 2010

Todo un exito la actividad de este 14 de agosto, donde 40 participantes se hicieron presentes en Invernaderos Guarico - Sitet C.A, teniendo la oportunidad de fortalecer sus conocimientos en cuanto a desarrollo de cultivos intensivos. 

participantes1.jpg

Fotos de los participantes del evento (personas de Anzoategui, Zulia, Bolivar, Guarico, Monagas, Portuguesa, Aragua, Carabobo, Barinas, Yaracuy, Sucre, entre otras, dijeron presente en la actividad) 

participantes2.jpg

Felicitaciones a todo el equipo de Logistica. (Gracias a todos ustedes, su esfuerzo hizo realidad dicho evento). Ing. Eliecer Rodriguez.

Recuerden: dejar su comentario en la galeria de fotos

Para este 28 de agosto se estara repitiendo la actividad (hay cupos), para todos las personas que no pudieron estar presente esta 14 de agosto.

Consideraciones en la Biofertilización

Agosto 3rd, 2010

organico.jpgEl principal factor que mide la fertilidad de un suelo es la materia orgánica. Esta ejerce el llamado “efecto esponja” (absorción de agua y nutrientes); si no cuidamos esta fracción del suelo, en vano estaríamos tratando de conservar y de administrar los nutrientes propios del suelo o de los agregados.

La Biofertilización es una tecnología que está enraizada con este concepto, la inclusión de microorganismos en las semillas (Inoculación) “Hongos Micorrizas - Bacterias fijadoras de N2” y/o solubilizadores de fósforo, producen efectos aditivos, de particular importancia, para el desarrollo de cultivos más rendidores, de mejor calidad fitosanitaria y para aumentar el contenido de materia orgánica del suelo. Estos microorganismos, básicamente trabajan sobre el abastecimiento de nitrógeno y fósforo hacia el vegetal; también se acotan otras funciones no menos importantes: desarrollo radicular más abundante y efecto protector contra enfermedades fúngicas de la raíz.

Si describimos cada una de estas funciones veremos la importancia de su aplicación. Respecto al nitrógeno no podemos dejar de reconocer que en plantas leguminosas el aporte es del 70% de lo que el vegetal necesita, el resto lo extrae del suelo. En el caso de plantas cereales (trigo - maíz) el aporte, cuando los microorganismos están combinados (Micorrizas - bacterias fijadoras de Nitrógeno), es del 20%; el resto lo extrae del suelo (del que tiene o del agregado por vía de fertilización). En ambos casos nos quedan pendientes la reposición del nitrógeno al suelo, pero menos del necesario si utilizamos estos Biofertilizantes.

Por ejemplo en trigo, por Tn. de rendimiento, se van con el grano 25 kg. de N, si restamos un 20% se van 20 kg. En el caso de una soja, por Tn. de grano se van de 60 a 70 kg. de N, si el aporte por vía de Biofertilización es del 70%, solo se van de 18 a 21 kg provistos por el suelo.

Si bien los balances son negativos (se va más de lo que se incorpora) el manejo de la fertilización química y el desarrollo de sistemas microbiológicos fijadores de N2, pueden compensar esas pérdidas. No hay que olvidarse que el nitrógeno es un gas muy abundante en la atmósfera y que puede ser incorporado al suelo como materia orgánica nitrogenada por medio de la fijación biológica de nitrógeno.

El caso de los nutrientes minerales merece una atención esmerada en cuanto a la reposición. Aquí los Biofertilizantes trabajan sobre estos nutrientes (fósforo, potasio, azufre y otros oligoelementos), extrayéndolos del suelo y cediéndolos al vegetal. En este punto debemos conocer las necesidades del cultivo para que puedan expresar su potencial rendimiento: “darles lo que necesitan”. Las propiedades sobresalientes de los Biofertilizantes pasan por un mejor aprovechamiento de la riqueza nutricional del suelo, o del agregado (fertilización).

Por ejemplo Las Micorrizas, que trabajan en simbiosis con la planta, pueden extraer el fósforo necesario de una amplia superficie de exploración tanto en profundidad como en lateral, pudiendo llegar a varios metros de distancia de la zona radicular. La extracción dependerá de la necesidad del vegetal para cumplir con su ciclo. No habrá que entender que hay una expoliación mineral, sino que el abastecimiento al vegetal estará sujeto a las relaciones C/N - N/P y así con otros minerales. Para poder tener idea del problema en el tiempo habrá que saber que reserva tengo e ir gastando de acuerdo a una necesidad productiva y equilibrada con la conservación del capital suelo. Los análisis que me proveen de datos para un mejor conocimiento de gasto/reposición de nutrientes son los valores totales de cada nutriente (reserva) en una profundidad de uso aproximada a los 60 cm.

Leer la noticia completa »


 Powered by Max Banner Ads 
Página 3 de 280«12345»...Ultima »